CategoríaLegalidad online

¿Es legal utilizar el wifi tu vecino?

Cuando nos quedamos sin conexión a internet somos capaces de recurrir a todos los ardid que se encuentro a nuestro alcance, ya que en esta época el quedarnos fuera de conexión puede llegar a convertirse en un problema de grandes magnitudes.

Algunas personas cuentan con la dicha de tener un vecino amable que le facilite la contraseña de su señal, o que no tiene conocimientos sobre hackear wifi, y por lo tanto, mantiene su señal libre, sin contraseñas.

No todos somos así de afortunados, y por lo tanto, debemos hacer uso de trucos para solventar nuestros problemas de conexión a internet, sin embargo, existe una duda que resolver y es aquella sobre si es legal utilizar el wifi tu vecino.

Hackear wifi induce a la reducción de velocidad o del ancho de banda de su servicio; esto se debe, a que cuando varios dispositivos se comparten una señal, esta se distribuye entre ellos, lo que quiere decir, que si tu contratación al servicio es de 1GB, cuando se conectan dos equipos, deberán repartirse esa velocidad entre sus actividades.

¿Se puede demandar por robar wifi?

Acceder a una red sin solicitar el consentimiento del dueño de la señal parece un acto inocente, y fácil de ejecutar. No pareciera que pudiera traernos algún lío legal. Lamentablemente, esto es considerado una estafa informática, la cual se clasifica como crimen, porque cuando utilizas wifi, sin consentimiento, el titular de la cuenta se ve afectado en la calidad del servicio que recibe.

¿Es legal utilizar el wifi de tu vecino? Ciertamente, no ya que, las acciones en las que se roba conexión de internet, van en detrimento de la persona que paga por el servicio, por lo que legalmente se utiliza para definir esta situación la frase “adquisición de un activo patrimonial en perjuicio de otro”, y esto puede constituir una demanda. Existen casos de contrataciones en las que el cobro que se le realiza al consumidor se efectúa en base a la cantidad de datos que consuma, por lo que, cuando una persona roba wifi, el cliente deberá responder por el gasto que genera la navegación en la red de este tercero.

En la sección de estafas del código penal, específicamente en el artículo IV, se establece que será considerado como un acto penado por la ley, el robo o transferencia no consentida de datos, mediante la manipulación informática o uso de artificios; por ende, si sueles conectarte al wifi del vecino, este podría ejercer una acción legal en tu contra por fraude y estafa informática.

En conclusión, cuando utilizas una red sin consentimiento, corres el riesgo de recibir una demanda por fraude informático.

Penas por robo de wifi

Aunque algunos piensan que el tema del delito por fraude con wifi es un mito, y que no existen sanciones de peso por esta acción. Si embargo, las leyes son muy estrictas, y contemplan duros cargos legales para aquellos que son procesados por hackear redes.

Para fijar las penas por hackear una red, la ley toma en consideración el monto que ha sido estafado al tercero, y el acusado deberá responder en base al monto total de la deuda, bien sea con pena de cárcel, o realizando pagos de multas por periodos establecidos.

Se ha contemplado que las sanciones por robo de señal wifi, sean fijadas en términos de multas de uno a tres meses, siempre que se exceda el monto de 400 euros.

Existen casos, en los que el peso de la ley recae con más fuerza sobre quien perpetua el fraude, y es en aquellos casos en los que se excede el monto mínimo de 400 euros, ya que en este particular, el acusado podría cumplir una pena de cárcel de 6 meses a 3 años, dependiendo de la suma total del perjurio.

Algunas personas que utilizan el wifi sin consentimiento del dueño de la red, se cuidan de no prolongar esta práctica por mucho tiempo, ya que, como se ha establecido, la pena va en función del tiempo, y de la cantidad de dinero en detrimento del dueño de la contratación de internet.

Ley y economía unidas al fin en el medio online

Todos los temas monetarios relacionados con el mundo de internet debes de tratarlos con el cuidado y la precaución que merecen, ya que este es un medio en el cual reina el caos y pese a que existan algunas (pocas, muy pocas) normas y reglas legales que afecten al mismo, es extremadamente sencillo el esconder tu identidad, y pese a presentarse un delito de estafa o de cualquier índole, salir impune.

Sin embargo, esto no quiere decir que todo aquello existente dentro de la red sea negativo, ni mucho menos. Existen empresas muy profesionales (algunas de ellas inclusive muy conocidas en el medio físico también) que trabajan de forma activa y legal en el medio, ofreciendo servicios de gran relevancia tanto a sus clientes habituales, como a los internautas que puedan necesitarlos. Uno de dichos servicios se encuentra ubicado precisamente en el ámbito económico, habiendo superado inclusive a su sector físico homólogo como es el medio de financiamiento principal actual: las entidades bancarias oficiales. Y es que la concesión de créditos es un proceso bastante complicado, tardío y que necesita de una gran cantidad de gestiones así como de papeleo para que cualquier banco se decida a hacerte entrega al fin de la cantidad total estipulada en el contrato, y no sin antes añadir algunos intereses (muchos de ellos ocultos) para poder obtener unas ganancias abusivas en gran mayoría de los casos.

LA CONFIANZA EN EL MUNDO ONLINE SE HA VISTO REFORZADA POR LA CONCESIÓN DE PRÉSTAMOS PERSONALES Y EL SECTOR FINANCIERO DISPONIBLE EN EL MISMO.

Sin embargo, las sociedades financieras que trabajan de forma directa en el mundo online han aprovechado precisamente esta situación para reforzar dichos puntos flacos, hasta el punto de convertirse en la primera opción de la ciudadanía a la hora de solicitar un crédito o préstamo. Este factor ha ayudado a que se haya extendido esta práctica, que a priori se tornaba como de dudosa confianza por gran parte de personas, las cuáles desconfían de cualquier tipo de gestión o negocio a través de internet. Y es que cuando alguien cercano a ti, que ya ha utilizado de forma satisfactoria un medio de financiamiento online como estos, te otorga la confianza que necesitas para dar el paso y solicitar créditos rápidos mediante los cuáles poder hacer frente a los gastos más más inoportunos, como algunas deudas o multas repentinas.

Tal y como ocurre en las entidades bancarias físicas, existen distintos préstamos disponibles, que variarán en su nivel de requerimentos y dificultad en su concesión cuanto mayor sea la cantidad solicitada.