Los homosexuales y la posibilidad de casarse y adoptar hijos, una perspectiva actual

Sería absurdo, y con tintes completamente homofóbicos, negar sus derechos humanos y de tipos sociales, económicos, educativos y demás  a las personas, en base a su inclinación sexual. Y es que resulta absurdo categorizar o discriminar en base a las preferencias personales de cada quien.

O por lo menos, es lo que considero bajo mi perspectiva, más allá de los tintes religiosos que actualmente atacan y categorizan de pecado la homosexualidad, me pregunto ¿qué me importa lo que una persona haga, deje de hacer o le guste o no en su privacidad, a puertas cerradas? Si su actitud no me afecta, no tengo porque sentir agresión hacia mi persona.

Ahora bien, nuestras sociedades actuales no se rigen por el modo de pensar de individualidades, sino por el reconocimiento de derechos de masas o sectores que se sienten excluidos. Es esto, lo que actualmente ocurre con el grupo de homosexuales, o más contemporáneamente denominados sexo diverso, que abarca  Lesbianas, Gais,​ Bisexuales y Transexuales (LGBT).

Ya es hartamente conocido, los procesos judiciales y legislativos que en muchos países se han llevado a cabo para permitir el matrimonio entre personas de un mismo sexo, o matrimonio igualitario. En total, se suman 23 países a nivel mundial, a los que próximamente se adicionará Taiwán. En Europa, son 12 los países que lo permiten, en tanto que en América se adicionan 7.

Algunos países, permiten una figura legal similar al matrimonio. En estos casos, considero acertada dicha posición, y es que si se trata de países que por motivos religiosos o culturales no aceptan el matrimonio entre homosexuales, tampoco es válido imponerlo. Sin embargo, han conseguido una condición para garantizar que estos gocen de los mismos derechos que un matrimonio heterosexual.

Ahora bien, en cuanto al sistema de adopciones, es más espinoso el asunto. Solo 16 países a nivel mundial lo permiten. Muchos argumentos se amparan en ideas erróneas de la homosexualidad. Como por ejemplo, que los niños adoptados “serán homosexuales también”.

Sin embargo, tal vez la mayor barrera sea precisamente la cultural y es que en tanto no se deje de estigmatizar a los homosexuales, no se les permitirá conformar una familia. Siempre que se asegure la estabilidad mental, física y emocional del niño (como en toda adopción), el rechazo, las burlas y discriminaciones son los ejes a tratar.

Las mujeres latinoamericanas luchan por el aborto, pese a las críticas

Aunque considero que el principio de libertad de expresión y pensamiento debe estar por encima de cualquier ideología y corriente de pensamiento, en todo sistema que se considere democrático y respetando las opiniones personales de cada persona, es necesario dejar en claro mi postura desde el inicio.

Estoy en contra del aborto, pero no en su totalidad, y tal vez esto me genere una gran lluvia de críticas, pero igual lo expresaré. Me opongo a los argumentos de tipo feministas radicales, que sostienen en base al aborto que “es su cuerpo, su decisión” ¿la razón?

Es cierto que es el cuerpo de la mujer quien alberga la nueva vida, pero esta no se originó sola, sino que contó con una contraparte masculina, por lo tanto también merece ser escuchada. Pero es que además, ¿Por qué no protegieron sus cuerpos con métodos anticonceptivos? Esa también era su decisión.

No obstante, considero valedero los argumentos cuando se está en riesgo la vida de la madre, y cuando se trata de resultados de victima de violaciones sobre todo en chicas y jóvenes que pueden ver perturbada su salud mental. Y considerando que el aborto ilegal en la actualidad supera los 22 millones a nivel mundial, algo se debe hacer al respecto.

Ahora bien, esa es mi posición, muy particular pero lo cierto del caso, es que producto del adoctrinamiento religioso de nuestras sociedades, es hasta hace poco, que en ciertos países, comenzó a permitirse el aborto legalmente para interrumpir un embarazo no deseado.

En Latinoamérica, son muchos los países que aun lo consideran como un delito, en otros se ha avanzado en la materia, considerándole permitido, de tipo clínico, en algunos causales, en tanto, en otras naciones se continua luchando por levantar las restricciones que pesan sobre el mismo.

Es así como en República Dominicana, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua, y Surinam, está totalmente prohibido. En países como Brasil, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Argentina, Bolivia, Perú, Costa Rica, Bahamas, Ecuador, Granada y Venezuela, se permite de tipo clínico siempre y cuando esté en riesgo la salud física de la madre.

En Colombia y algunas islas del Caribe, solo está permitido si se necesita preservar la salud mental. Chile, en el 2017 logró su despenalización en base a tres causales: inviabilidad del feto, por violación o peligro de muerte para la madre.

Ley y economía unidas al fin en el medio online

Todos los temas monetarios relacionados con el mundo de internet debes de tratarlos con el cuidado y la precaución que merecen, ya que este es un medio en el cual reina el caos y pese a que existan algunas (pocas, muy pocas) normas y reglas legales que afecten al mismo, es extremadamente sencillo el esconder tu identidad, y pese a presentarse un delito de estafa o de cualquier índole, salir impune.

Sin embargo, esto no quiere decir que todo aquello existente dentro de la red sea negativo, ni mucho menos. Existen empresas muy profesionales (algunas de ellas inclusive muy conocidas en el medio físico también) que trabajan de forma activa y legal en el medio, ofreciendo servicios de gran relevancia tanto a sus clientes habituales, como a los internautas que puedan necesitarlos. Uno de dichos servicios se encuentra ubicado precisamente en el ámbito económico, habiendo superado inclusive a su sector físico homólogo como es el medio de financiamiento principal actual: las entidades bancarias oficiales. Y es que la concesión de créditos es un proceso bastante complicado, tardío y que necesita de una gran cantidad de gestiones así como de papeleo para que cualquier banco se decida a hacerte entrega al fin de la cantidad total estipulada en el contrato, y no sin antes añadir algunos intereses (muchos de ellos ocultos) para poder obtener unas ganancias abusivas en gran mayoría de los casos.

LA CONFIANZA EN EL MUNDO ONLINE SE HA VISTO REFORZADA POR LA CONCESIÓN DE PRÉSTAMOS PERSONALES Y EL SECTOR FINANCIERO DISPONIBLE EN EL MISMO.

Sin embargo, las sociedades financieras que trabajan de forma directa en el mundo online han aprovechado precisamente esta situación para reforzar dichos puntos flacos, hasta el punto de convertirse en la primera opción de la ciudadanía a la hora de solicitar un crédito o préstamo. Este factor ha ayudado a que se haya extendido esta práctica, que a priori se tornaba como de dudosa confianza por gran parte de personas, las cuáles desconfían de cualquier tipo de gestión o negocio a través de internet. Y es que cuando alguien cercano a ti, que ya ha utilizado de forma satisfactoria un medio de financiamiento online como estos, te otorga la confianza que necesitas para dar el paso y solicitar créditos rápidos mediante los cuáles poder hacer frente a los gastos más más inoportunos, como algunas deudas o multas repentinas.

Tal y como ocurre en las entidades bancarias físicas, existen distintos préstamos disponibles, que variarán en su nivel de requerimentos y dificultad en su concesión cuanto mayor sea la cantidad solicitada.

Nuevas leyes dictaminadas para convivir con robots

Como si se tratase más de película de ciencia ficción, que de la propia realidad, estamos ante una de las noticias más comentadas y controversiales en los últimos años: y es que la Unión Europea, busca crear una nueva serie de leyes en pos de generar unos estatutos que atiendan a todo aquello relacionado con la creación de robots, y su implementación en la sociedad, de forma que se pueda salvaguardar la integridad de los humanos con respecto a un avance tecnológico tan grande, que cada vez está más presente en nuestro mundo.

El avance de la inteligencia artificial es cada vez más imponente, y esto es lo que asusta a gran cantidad de diputados, los cuáles quieren que se regule de forma inmediata este área, y poder así dictaminar qué funciones y derechos pueden llegar a tener estos humanoides robóticos, así como las leyes sobre las que deban de regirse, para evitar así una posible “revolución de las máquinas”, como si nos encontrásemos dentro de la película Terminator.

Leyes de robótica para regular este salto tecnológico

Y es que la ética y la moral que rige este mundo, aún no ha sido concertada del todo, y no se sabe hasta dónde pueda llegar el avance de los robots en este sentido, por lo que, y como bien dice el dicho: “es mejor prevenir que curar”. Actualmente, las únicas leyes dictaminadas sobre el sector tienen que ver con la producción y el medio industrial que lo genera: sin embargo, no existen leyes que rijan este sector de forma clara y concisa, haciendo referencia a los propios robots en sí mismo, y el uso adecuado de éstos.

Por tanto, se trabaja también en un código para la robótica, en el cual permitan convivir tanto a los robots como a los seres humanos en una perfecta harmonía.

Violación de derechos humanos: Karen Atala

En el año 2010, la Comisión Interamericana de Derechos Humanada (CIDH), decretó que los derechos de la abogada Jackeline Karen Atala fueron violentados por Chile, al quitarle la custodia de sus tres hijas debido a su orientación sexual.

Discriminación por homofobia: Caso de abogada Karen Atala

Karen Atala es una abogada y jueza chilena, graduada de la Universidad de Chile, con raíces palestinas, muy conocida por ser la única jueza chilena que declara abiertamente su homosexualidad.

En el año 2003, Atala fue demandada por su ex-marido, Jaime López, ante los tribunales por la tuición de sus tres hijas menores de edad, debido a la convivencia de la misma con una pareja del mismo sexo en el mismo hogar en que se lleva a cabo la crianza de las niñas.

La abogada no negó el hecho, y defendiéndose de forma efectiva bajo las sentencias del derecho de la madre al cuidado y custodia de las menores. En vista de esto, su exmarido acudió a la Corte Suprema de Chile, en la cual ambas sentencias fueron revocadas, ya que la convivencia entre Atala y su actual pareja situaba a las menores en estado de vulnerabilidad social, debido a la evidente diferencia entre el entorno familiar de las niñas en comparación con el de los otros menores con los que se desenvolvieran.

A raíz de ello, en el 2004, la jueza decidió denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al Estado Chileno, por violación a los derechos a la igualdad y la no discriminación.

Apenas en el 2008 fue considerada admisible la denuncia, y dos años después, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reconoció la discriminación cometida contra Atala, al ser separada de sus tres hijas debido a su relación sentimental homosexual, recomendando al Estado chileno evitar la reincidencia en situaciones similares.